Saltar al contenido

Tratamientos con láser para mejorar el acné

Por mucho tiempo, los tratamientos con láser se utilizaron con el fin de eliminar las manchas de la piel, pero hoy en día también se lo utiliza para eliminar directamente el acné antes de que queden sus huellas en nuestra piel.

El tratamiento en si, consiste en aplicar el láser caliente en la zona afectada, de esta manera las bacterias mueren, el calor encoge las glándulas sebáceas provocando que segreguen menos sebo.

Según los estudios realizados, se puede afirmar que un 60% de las personas que se sometieron a tratamientos con láser, lograron cambiar su situación en los seis meses siguientes al tratamiento.

En cuanto a la cicatrices, va a depender de lo severo que sea cada caso lo que tardara en desaparecer la cicatrices, por lo general el láser que se utiliza es el láser CO2, el cual favorece mucho la regeneración de los tejidos nuevos.

Este tipo de tratamiento, requiere que se utilice anestesia, incluso luego de realizado el tratamiento puede ser necesario que se deban de usar vendas, pasadas dos semanas la piel ya debería de estar recuperada, pero los meses siguientes es muy importante que se cuide la piel, como por ejemplo de los rayos del sol, estas personas deberán salir siempre con protector solar para evitar que el sol dañe la piel.

El otro tipo de láser que se utiliza es el que no requiere anestesia, conocido como láser no ablativos, estos se encargan de estimular la producción de colágeno, en estos casos son necesarias alrededor de 5 sesiones con intervalos de 3 semanas.